HOMBRE DE OÍDOS SORDOS

Año: 2014

Material: Óleo, Acrilico, Rotulador y Pastel

Medidas: 200 x 150 cm

Descripción:

Es la primera vez que vemos en Marzal una reproducción de lo humano tan exacta. En esta serie de cuadros en las que lo humano cobra protagonismo observaremos ya las influencias de la pintura renacentista con la que Marzal entró en contacto directo en Florencia (Da Vinci, Miguel Ángel,…). Como curiosidad, démonos cuenta que ha desaparecido del fondo negro la base azul que en la primera etapa tenían sus cuadros. Esto se debe a que el Marzal adulto, que ya se siente fuerte, renuncia a ese colchón azul de la realidad segura.
Figura masculina que oculta con sus manos la posición natural de las orejas, puesto que en dicho emplazamiento se tornan inútiles. Es a través de su tronco y por triplicado por donde recibe los sonidos. Capaz de escuchar los mensajes encapsulados en pompas, como película insalvable que resulta el sonido para los sordos, con una eficacia asombrosa. Asimetría corporal como imperfección inherente al ser humano.